¿Cómo funcionan las consultas?

    Pedir una primera consulta para iniciar un proceso terapéutico no siempre es una decisión sencilla. Muchas veces viene precedido de un tiempo pensándolo, de miedo ante lo desconocido, de expectativas sobre cuánto nos puede ayudar este recurso... Por eso aprovecho este espacio para contarte qué puedes esperar de esa primera consulta y de cómo solicitarla.

    En general, una primera consulta es una sesión de valoración. La idea es dedicar ese espacio a pararnos a analizar cuál es la situación actual, qué es lo que nos ha traído a ella, qué es lo que podemos cambiar con la psicoterapia (y qué no) y cuáles son las expectativas en relación a su utilidad. La psicología es una ciencia útil y ayuda a aliviar el sufrimiento pero también tiene sus limitaciones. Por ejemplo, no puede cambiar circunstancias externas ni el comportamiento de otras personas, aunque sí puede ayudarnos a cambiar cómo nos relacionamos con ello y cuánto nos influye. 

    Un proceso terapéutico es un proceso colaborativo y activo, es decir, cliente y terapeuta trabajan como un equipo para encontrar, juntos, soluciones nuevas que el cliente irá probando en su día a día. La terapeuta, desde su conocimiento profesional, acompaña y guía, mientras que el cliente será quien pondrá en marcha las acciones en dirección al cambio.

    Además de valorar la utilidad de iniciar un proceso de terapia, esta primera sesión también sirve para conocernos y ver si el modelo de trabajo es el que encaja con lo que buscas. Las consultas posteriores se acuerdan conjuntamente, de modo que su frecuencia depende de tus necesidades y circunstancias.

    En cuanto a la gestión de las citas, siempre puede haber imprevistos y la necesidad de cambiarlas. Para ello, se han establecido las siguientes directrices:

―Es necesario avisar de cualquier modificación de una consulta con, al menos, 24h (laborables) de antelación. 

―En caso de no ser así, será necesario abonar el 50% del importe de la consulta anulada. Será necesario hacerlo para poder reservar una nueva fecha alternativa.

―Las primeras consultas se abonarán por adelantado en el plazo de 48h desde fijar su fecha para que ese hueco quede reservado. En caso de no poder acudir, se deberá avisar con más de 24h o no se reembolsará el importe total. 

―Las consultas online se abonarán siempre por adelantado.

    Estas condiciones se han valorado con el ánimo de poder dar el mejor servicio y de ser lo más eficiente y justa posible en la gestión de los recursos. 

    Saber con antelación el cambio de una consulta permite poder ofrecer ese hueco a otra persona que lo necesite. Además de ser un tiempo valioso para la preparación de las sesiones y el trabajo que hay detrás de ellas.

    Si todavía tienes dudas o si quieres concertar una primera cita, llama al número 604 086 309 o escribe un whatsapp y se devolverá la llamada a la mayor brevedad posible.


Psía Psicología

Entradas populares de este blog

Redes sociales